ciclismo coldeportes zenu

 

Lo mejor que tenemos los colombianos, son nuestras tradiciones. Están llenas de alegría, folclor, enseñanzas y en muchos casos, están llenas de gloria, de buenos resultados y de orgullo patrio. Estas últimas 3 características de nuestras tradiciones se ven representadas en la que nos hace relevantes a nivel mundial: el ciclismo.

Somos una tierra que por tradición da ciclistas de alto nivel, pero esto es gracias a una cosa: los colombianos como Zenú, somos expertos “pedaleando” por nuestros sueños. Muchos pedalean por darle la mejor educación a sus hijos, otros por el sueño de tener casa propia y otros por alcanzar el título que tanto han anhelado, y por ellos es que, en Zenú, con el programa de apoyo al ciclismo, ayudamos a cada colombiano a su desarrollo óptimo dentro de la sociedad.

Para nadie es un secreto que, cuando tenemos acceso al deporte desde temprana edad, nuestras posibilidades de aportarle a la sociedad crecen exponencialmente. Por eso nuestro apoyo al ciclismo no se basa solo en el espíritu competitivo o en descubrir a los próximos campeones de las vueltas ciclísticas más importantes del mundo. Nuestro apoyo es para dar las oportunidades que necesitan la juventud colombiana, porque cuando logramos que un joven se suba en una bicicleta, logramos que se bajen de los malos pasos. Cuando logramos que un joven pedalee una bicicleta, logramos que pedalee por un futuro prometedor. Cuando logramos que un joven vaya a las escuelas de formación que apoyamos, logramos que se enfoque en salir adelante por sus sueños.

Por eso, para Zenú, es muy importante que en Colombia se siga manteniendo la tradición de dar a los mejores ciclistas: los ciclistas que pedalean por triunfar en la vida, los que pedalean por ser mejores padres o los que pedalean por llegar a ser como sus ídolos.

¿Qué viene ahora? Seguir pedaleando y apoyando a los 560 niños de las escuelas de formación de ciclismo en todo el país y al equipo profesional de ciclismo Coldeportes Zenú. ¡Que empiece la ruta!